Sin categorizar

¿Cómo funciona un datalogger? ¿Cómo funciona Coollogger?

Como venimos explicando a lo largo de este Blog, un data logger es un registrador de datos digital. Muchos de vosotros nos preguntáis cómo funcionan concretamente estos dispositivos que han venido hacer el control de la mercancía durante su transporte o almacenamiento más fácil. Aprovechamos esta entrada para resolver todas vuestras preguntas, y no dudéis en consultarnos cualquier otra cuestión a través de: info@coollogger.com o dejando vuestros comentarios en este artículo.

Como bien sabéis, un data logger es un pequeño dispositivo autónomo, que depositamos junto a la mercancía que queremos controlar y que va a leer diversos tipos de señales para registrar durante un periodo de tiempo la temperatura, la humedad, la luz…

Podemos controlar estos registros desde la interfaz que ofrecemos gratuitamente a través de Coollogger. Primero es necesario crearse una cuenta de usuario. A partir de aquí, podemos registrar el ID único de nuestro data logger y pasaremos a definir los intervalos de tiempo entre cada registro de datos, las alarmas, la información con la que queremos filtrar los registros (como por ejemplo la ruta, el número de contenedor, la naviera…)

Una vez activado el Coollogger, bastará con dejarlo en el espacio que queremos controlar. Una vez finalizado el periodo de control pasaremos a retirarlo y leer la información registrada via USB.

La clave de nuestros data loggers está en la base de datos que ofrecemos. Cuando leemos la información, todos los datos van a subirse automáticamente y de forma ordenada en la nube sin necesidad de descargar un archivo CSV o PDF y almacenarlo nosotros en un ordenador en la carpeta correspondiente. No solo conseguimos evitar este último paso, sino que además ganamos en trazabilidad y transparencia ya que los datos, una vez en la nube no pueden ser modificados, se puede asignar más fácilmente responsabilidades y podemos comprobar que se ha leído la información

Además,  una de las grandes novedades que ofrecemos desde Coollogger es la tecnología Bluetooth. Con nuestro último modelo de data logger podrás leer los datos sin necesidad de recuperar físicamente el dispositivo.

Gracias a un móvil con conexión Bluetooth y nuestra aplicación gratuita, en un rango de 10 metros (dentro de poco este alcance será mayor y llegará a los 50 metros), podrás leer el dispositivo sin necesidad de abrir las puertas del contenedor o del cuarto frío.

Como puedes ver, un pequeño dispositivo como Coollogger puede hacer grandes cosas para tu negocio ayudando a controlar de una forma fácil y eficiente tus productos perecederos: frutas y verduras frescas, productos congelados, medicamentos y vacunas, plantas y semillas y hasta obras de arte. No dudes en conocer más sobre nosotros: www.coollogger.com